Las mejores películas del mundo

Esta es la lista de las que considero las cinco mejores películas que se hicieron.
Tiempo de lectura estimado : 4 Minutos, 53 Segundos

Película número 5. Vírgenes suicidas, Sofia Coppola

El arranque de esta película es magistral. Una chiquilla en un barrio privilegiado intenta suicidarse, la llevan al hospital y el doctor le dice que no tiene idea de la vida. Ella responde con un "obviamente doctor, usted no sabe lo que es ser una niña de 13 años". Todo esto acompañado por una banda sonora creada por la crème de la crème de la música francesa.

Las Vírgenes Suicidas
Toma de la película "Las Vírgenes Suicidas".

Mientras el padre de la directora se esforzaba en mostrarme a soldados o mafiosos matándose entre si, la hija se atrevió a relatar gráficamente un gran tabú. Cada vez que veo esta obra recuerdo al familiar y amigos que se suicidaron. Una mezcla de impotencia, comprensión, miedo, esperanza y desesperanza ronda en el aire.

Ver este filme es quedarse con mil y un preguntas en el aire. Justamente como cuando te enteras que alguien se quitó la vida.

Película número 4. Las tortugas también vuelan, Bahman Ghobadi

En un campo de refugiados iraquí los ancianos buscan la forma de instalar una antena satelital para saber si finalmente los estadounidenses invadirán su país. Los niños de la zona, la mayoría huérfanos, se dedican a retirar las minas de los campos para venderlas y así subsistir.

Claramente no es una película agradable. Es hermosa, sí, pero lo más probable es que te parta el corazón y te deje un nudo ciego en la garganta que dure días. Es un filme necesario. Es un manifiesto claro y honesto contra la guerra.

Las tortugas también vuelan
Toma de la película "Las tortugas también vuelan".

Los actores son gente del lugar, el escenario es un verdadero campo de refugiados y el equipo de filmación es mínimo. Todo eso ayuda a que la ficción no se aleje tanto de la realidad. Una realidad que es tan humilde y desgarradora como mágica. Es gracias a esa magia, muy humana, que podremos ver que las tortugas también pueden volar.

Película número 3. Doce monos, Terry Gilliam

Hace unos años tuve una fiebre tifoidea que casi me manda al otro lado. Estuve una semana a plan de vómitos y sin alimento. Ese horrible episodio marcó mi vida pues fue lo más cerca que estuve de la muerte. Conocí el cielo pero mas conocí el infierno. Las alucinaciones me llevaban de un lado a otro. La falta de sueño y el exceso de sudor eran insoportables.

Pienso que Terry Gilliam vive esa fiebre diariamente. Él es mi horizonte estético. Es una persona que vive en el caos, que se siente cómodo cuando las cosas van mal.

Doce monos
Toma de la película "Doce monos".

Esta película es justamente una alegoría a eso. Es un viaje de ida y vuelta entre el pasado y el futuro. Un sinsentido en el mundo del cine. Un guion que no tiene ni pies ni cabeza pero que se sostiene muy bien.

Es un filme que fácilmente se visita en sueños, en fiebres y pesadillas. Es querer mostrar algo que nadie puede ver. Es hacer lo imposible posible aunque sigue siendo imposible. Es un desastre cinematográfico muy bien hecho.

Película número 2. El planeta de los simios, Franklin J. Schaffner

La verdad es que nunca tuve una conexión real con las mascotas. Ver a un perro o a un gato me da igual que ver a una araña o a una ballena. Les tengo respeto, asombro, mucha curiosidad pero normalmente prefiero guardar distancia. Ellos en su espacio, yo en el mío.

Claro, tengo que ocultar esa distancia para evitar ser visto como un monstruo sin alma que detesta a los animales. Eventualmente me toca acariciarles, hacer un par de muecas, una sonrisa bien forzada y posteriormente escapar. Normalmente las benditas mascotas no dudan en perseguirme, lo que provoca eventuales fricciones con sus cariñosos dueños.

El planeta de los simios
Toma de la película "El planeta de los simios".

Así que no me queda mas que culpar a esta obra maestra para ocultar mi desastroso comportamiento. Un planeta donde los humanos somos tratados como bestias, donde nos encierran en corrales y somos objeto de experimentos. Un lugar donde nuestra raza ha perdido la grandeza y hasta el habla. Una película necesaria para entender cómo se siente vivir del otro lado de la jaula.

Película número 1. Jackie Brown, Quentin Tarantino

Ya son varios años que ando aburrido del cine de protagonistas. Creo que ya se hicieron películas de todos los oficios posibles. Boxeadores, pintores, policías, escritores, detectives, mafiosos, soldados, astronautas. La mayoría hombres, gringos y blancos.

El rol femenino esta normalmente destinado para las escenas románticas. Para la novia, la hermana, la madre o la amiga del protagonista. Ella le da un consejo, un abrazo o un beso y él va a salvar al mundo, a atrapar a los criminales o a ganar la batalla.

Jackie Brown
Toma de la película "Jackie Brown".

Jackie Brown es un respiro al cine en general. Es la historia de una mujer afroamericana que ya cruzó los 40, que trabaja como azafata en la peor aerolínea que existe y que se dedica a traficar droga para aguantar las cuentas. Es una mujer que aparece justo al medio de una película de bandidos para robarse todas las luces.

No es una heroína, tampoco es una villana. No tiene ninguna virtud fuera de lo normal. Es una persona que tiene sueños, que le gusta la música y un buen café. Es una persona normal, real, como casi todos los que estamos de este lado de la pantalla.

20 Me gusta
75 vistas